INE condena a Riquelme. Sí rebasa 9.2%.

La presión en las últimas horas estuvo fuerte, más que nunca. El INE México se vio apabullado. Una histórica y desgarradora votación del pleno, en una larga jornada de hoy 30 de octubre del 2017, que quedó en 6 votos a favor y 5 en contra; ratifica la mayoría el dictamen de la comisión de fiscalización.

El PRI y su excandidato Miguel Riquelme Solís (el delfín Viggiano-Moreira), de acuerdo al árbitro nacional, rebasaron por 9.2% el tope de campaña (un millón 771 mil pesos).

¡La aplanadora del PRI se ponchó!
El PRI-Gobierno intentó todas las jugarretas. Viggiano y Moreira (en ese orden, es el orden del mando), movieron todos sus hilos desde el jueves pasado. Gastaron más dinero ajeno, mucho más… pero no fue suficiente. Las evidencias se superpusieron sobre los escarceos políticos (y los sobornos).

Era crucial que el último dictamen del INE México se fuera negativo al PRI, eso exigen los opositores al régimen gandalla (5 ex candidatos y más del 80% de los coahuilenses). Así justifican con la queja #141, el PAN y el Frente Por Un Coahuila Digno. Videos y otras promociones fueron “olvidados” por el tricolor y por Riquelme ante la autoridad electoral. Qué conveniente.

La regla dice: con rebase superior al 5% hay nulidad de la elección.
Ahora, a partir de ahora, toda la decisión se concentra en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal (TRIFE). Es la última instancia, es el que ejercerá justicia o traicionará al elector. Tiene 31 días, 5 horas y 50 minutos para resolver.

El Juicio Electoral iniciado hace más de cuatro meses ha sorteado las pantanosas y malolientes aguas del Instituto Electoral y del Tribunal Electoral, de Coahuila. Aún con el agandalle del gobernador al someter a las autoridades electorales locales, ha pasado al TEPJF todo el paquete (13 agravios, 200 pruebas y soporte probatorio de más de 2000 hojas).

Ya no hay pretextos, los 7 magistrados tienen en su poder: todas las evidencias del fraude Moreira, de la colusión de autoridades estatales y electorales. Las evidencias de una elección de estado (sucia, burda, evidente).

Ahora, además, tienen el dictamen del INE. Condenatorio al PRI. Inequívoca causal de nulidad de la elección del 4 de junio. La más sucia e ilegal de la historia.

15,000 millones.
Lloran por cientos de miles y rebasaron los topes por 15,000 millones gastados del dinero público (desde el PRI-Gobierno), del 2009 al 2017, para sostener una marca, para levantar a un cadáver que se niega a saberse muerto políticamente. Así fue demostrado por diversas pruebas y cálculos de analistas serios y medios imparciales (así lo demostró Columnmasdemexico.com).

Pero así está de ciega y de sorda la FEPADE, así de presionado el INE y así de copado el TRIFE. Han desprestigiado a las autoridades electorales y al árbitro, a pocos meses del elección federal y las locales que se suman el 1 de julio del 2018. Más de 3000 cargos de elección popular se jugarán en semanas y las autoridades exhibidas, desgastadas y descalificadas.

La justicia nacional.
Debilitando autoridades el PRI-Gobierno no gana cosas (ni garantiza nada) pero, el gobierno federal, se da un tiro en el pie.

Horas históricas se viven. El futuro de una tierra noble como Coahuila, que grita por libertad y no impunidad, se juega. La justicia nacional está en juego también. Así como se ha evidenciado la autoridad corrompida del gobierno del estado sobre las autoridades electorales locales, así el gobierno federal puede manipular al TEPJF, eso lo sabemos.

Nos piden, como pueblo, confiar en las autoridades electorales y en la justicia. Nos piden tanto. No pueden, no deben fallarle a la gente. Estamos atentos.

La factura, en 2018, se pagará con votos (de premio o de castigo).

Comentarios

Artículos relacionados