Niños, bajo el sospechosismo militar

Con frecuencia, las condiciones penitenciarias sorprenden por la forma en que el Estado trata a quienes, por haber infringido la ley o estar en proceso para determinar si lo hizo, son sometidos a tratos crueles, inhumanos, degradantes. Esas condiciones se extienden en muchos sentidos a las familias de los internos que deben soportar vejaciones, intimidaciones, prepotencias y desprecios del personal carcelario, en la mayoría de los casos poco preparado para desempeñar el servicio público que se les encomienda… tanto, como para violentar derechos de niñas, niños y adolescentes. La paranoia…

Ver más