UDC exige informe de implicaciones por explotación de Gas Shale

Luego de firmarse el primer contrato para extraer gas shale en Coahuila, el Congreso del Estado solicitará conocer el impacto ambiental y económico que significará para el estado la extracción de hidrocarburos a través del método de fractura hidráulica.

El diputado Emilio de Hoyos Montemayor, coordinador del grupo parlamentario de UDC, presentó un punto de acuerdo en el que recordó que el pasado 26 de marzo, Pemex rubricó un contrato con la empresa Lewis Energy para la extracción de gas shale en el norte de Coahuila a través de la fractura hidráulica o fracking.

“El desarrollo sustentable no es otra cosa más que el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades. México ha apostado a la apertura en el sector energético y con ello la iniciativa privada ya puede participar en contratos de utilidad compartida en los sectores de exploración y extracción de petróleo, gas, así como refinación, transporte y almacenamiento”.

Sin embargo, el legislador aseguró que de acuerdo con especialistas en el tema ambiental, la técnica del fracking conlleva afectaciones irreversibles al medio ambiente y ello ha llevado a diversos países a prohibir ese método de extracción.

“Estamos pidiendo que nos den a conocer las medidas para cuidar el medio ambiente y solicitar a la agencia de seguridad del sector hidrocarburos, que vigile toda la operación de este contrato y que se realicen foros de consulta con expertos en la materia, que nos den a conocer los pros y los contras de este proyecto desde el punto de vista ecológico”.

De Hoyos aseguró que de acuerdo con datos de la organización “No al Fracking en México”, a fracturación de un pozo requiere entre 9 y 29 millones de litros de agua. El ritmo de explotación anual de 9 mil nuevos pozos en Estados Unidos que se pretende exportar a México supondría un volumen de agua equivalente al necesario para cubrir el consumo doméstico de entre 1.8 y 7.2 millones de personas en un año.

Además de exigir un diagnóstico de las implicaciones ambientales, el Congreso del Estado también pedirá a la Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo del Estado que dé a conocer las especificaciones técnicas y beneficios económicos del proyecto. Además, que se lleven a cabo foros de consulta con expertos. “Estamos solicitando que el Secretario de Desarrollo Económico nos dé las características de la inversión, beneficios económicos y la contribución del gas shale al desarrollo del estado”.

(Con información de Vanguardia Saltillo).

Comentarios

Artículos relacionados