Un Festival especial.

El miércoles pasado inició la edición cuadragésimo quinta del emblemático Festival Internacional Cervantino. Como se sabe este homenaje a Miguel de Cervantes comenzó en 1953 en la siempre hermosa capital de Guanajuato nominada Patrimonio de la Humanidad, y en 2005 se la designó Capital Cervantina de América, sinónimo de Cervantes desde hace más de 30 años; Guanajuato mantiene un lugar especial en nuestro país como baluarte de la Independencia de México y hoy es una metrópoli de la cultura vibrante y colosal con 35 países y 22 mil guanajuatenses que participan en esta edición.

La Secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda acompañada de otros funcionarios inauguraron la fiesta con la presencia de Anne Grillo, embajadora de Francia en México por ser su país invitado de honor al Festival así como el Estado de México.

En esta ocasión se presentan en el Cervantino dos ejes temáticos que representarán a dos revoluciones como enseñas del espíritu humano que no se deja atrapar por la esclavitud, la Revolución rusa y la Constitución Mexicana que cumplió 100 años.

Llamó mi atención que el Festival da un lugar muy importante al Rap como una revolución, un concurso para la participación de raperos, artistas y amantes de la cultura urbana. Además, en el Cervantino habrá conferencias y talleres para acercar al público en general a la cultura y al arte; se ofrecen conferencias sobre los protagonistas de la Revolución rusa como León Trotsky que nació en Yanovka, Ucrania, él estará presente como el gran organizador de la Revolución de Octubre, que además, tuvo a su cargo la creación del Ejército Rojo que consolidó definitivamente los logros revolucionarios venciendo a 14 ejércitos extranjeros y a los ejércitos blancos contrarrevolucionarios durante la guerra civil rusa; igualmente habrá exposiciones sobre la Revolución cubana. 

Albert Camus, El Hombre Rebelde, estará presente mediante una reflexión sobre cómo y por qué a lo largo de la historia el ser humano se levanta contra su amo o su Dios; figuras revolucionarias claves que han sido parte de cambios históricos políticos y sociales en distintas épocas como, Juana de Arco, Espartaco, Cristo, y el Marqués de Sade estarán ahí, lo que muestra que es la rebelión constante la que mueve a la sociedad a evolucionar hacia un futuro mejor.

No faltarán las presentaciones de exposiciones fotográficas que evocan los programas pioneros de televisión y rinden homenaje a locutores, artistas y cantantes, estrellas del mundo del espectáculo nacional e internacional.

En artes visuales se exhibe a Manuel Felguérez, Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes, y que en 1993 fue designado Creador Emérito por el Sistema Nacional de Creadores de Arte de México. El arte indígena estará presente en la obra de Ingrid Suckaer, autora del libro de reciente publicación, “Arte indígena contemporáneo”.

Son incontables las exposiciones de arte, música, teatro, poesía, seminarios, conferencias, presentación de libros, cine, ballet, temas sobre las mujeres contemporáneas y cerrará con broche de oro Eugenia León en concierto en la Alhóndiga de Granaditas.

A pesar de los temblores y de tantos agravios México está de fiesta, la insoportable realidad social y política se mitiga con un festival como el Cervantino a ritmo de rap, con Bach y tantos otros clásicos, si usted puede, dese tiempo para disfrutar de este festival tan nuestro, tan grandioso, que rescata a Cervantes para hacerlo humano y transformador.

Comentarios

Más contenido