Cuando Yo Ya no Pueda. Mariano Osorio

Olavarrieta - Opinión - 23/03/2019

El día que esté viejo y ya no sea el mismo,
ten paciencia y compréndeme.
cuando derrame comida
sobre mi camisa y olvide
como atarme los zapatos,
recuerda las horas
que pasé enseñándote
a hacer las mismas cosas.

Si cuando converses conmigo
repito y repito la misma historia
que tu conoces de sobra
como termina,
no me interrumpas y escúchame.
cuando eras pequeño,
para que te durmieras
tuve que contarte miles
de veces el mismo cuento
hasta que cerraras tus ojitos.

Cuando estemos reunidos
y sin querer me haga mis necesidades
no te avergüences y compréndeme,
que no tengo la culpa de ello,
pues ya no puedo controlarlas.
piensa cuantas veces te ayude de niño
y estuve pacientemente a tu lado
esperando a que terminaras
lo que estabas haciendo.

No me reproches porque no quiera bañarme;
no me regañes por ello.
recuerda los momentos
que te perseguía y los mil pretextos
que inventaba para hacerte
mas agradable tu aseo.

Acéptame y perdóname ya que el
niño ahora soy yo…

Cuando me véas inutil e ignorante
frente a todos los aparatos tecnológicos
que ya no podré entender,
te suplico que me des
todo el tiempo que sea necesario
para no lastimarme con tu sonrisa burlona. acuérdate que fui yo
el que te enseñó tantas cosas.
a comer, a vestirte y la educación
para enfrentar la vida
tan bien como lo haces,
son el producto de mi esfuerzo
y perseverancia por ti.

Cuando en algún tiempo
mientras conversamos
me llegue a olvidar
del tema del que estamos hablando,
dame todo el tiempo que sea necesario
hasta que yo recuerde
y si no puedo hacerlo
no te burles de mi.
tal vez no era importante lo que hablaba
pero a mi me bastaba con que
solo me escucharas ese momento.

Si alguna vez ya noquiero comer,
no me insistas. se cuanto puedo hacer
y cuanto no debo hacer.
tambien comprende
que con el paso del tiempo
ya no tengo dientes
para morder ni gusto para sentir.

Cuando me falten mis piernas
por estar cansadas para andar
dame una mano tierna para apoyarme,
como lo hice yo cuando comenzaste
a caminar con tus débiles piernecitas.

Por último, cuando algun día
me oigas decir que ya no quiero vivir
y solo desearía morir,
no te enfades.
algun día entenderás que esto
no tiene nada que ver con tu cariño
ni con cuanto te amo.
trata de comprender
que ya no vivo
sino sobrevivo y eso no es vivir.
siempre quise lo mejor para ti
y he preparado los caminos
que has debido recorrer.
piensa entonces que con el paso
que me adelanto a dar
estaré construyendo para ti
otra ruta en otro tiempo,
pero siempre contigo.

No te sientas triste o impotente
por verme como me ves.
dame tu corazón, compréndeme
y apóyame como yo lo hice
cuando empezaste a vivir…
de la misma manera como te he acompañado
en tu sendero te ruego me acompañes
a terminar el mío.
dame amor y paciencia
que yo te devolveré gratitud
y sonrisas con el inmenso amor
que tengo por ti.

Comentarios

Columnistas

Pamela Villarreal
Enrique Martínez y Morales
El Kikapu
Javier Rodríguez
Marcelo Torres Cofiño
F.P. Olavarrieta
Pedro Martín
Adrián Garza Pérez
Roberto Salinas
Orestes Gomez
Rosa Esther Beltrán Enríquez
Rosa Ofelia Garza
Mercedez Guzman
Arturo Rodriguez
Liliana Farías
Eleazar Rocha
Pbro Lic. Pedro Pantoja Arreola
Arturo González González
Roberto Adrián Morales
Eduardo Martínez Martínez
Óscar Sala
José García
Mago de Os
Héctor Laredo Martínez
David Guillen
Antonio Zamora
Natalia S. Verduzco
Magaly Sanchez
Alejandro Davila Flores
Víctor S. Peña
Paloma E. Cuevas Ramos
Gibran D. Flores
Carlos Gutiérrez Aguilar
Isabel Arvide Limón
Norma Alvarado "Normalidades"
Rosa del Tepeyac Flores Dávila
Armando De La Garza Gaytán
Raúl Sifuentes Guerrero
Dios Tolo
Editor Columnas de México
José Martínez M.
Fausto Destenave Kuri
Abraham Farid Gorostieta M.

Nuestra página de Facebook

Unable to display Facebook posts.
Show error

Error: (#4) Application request limit reached
Type: OAuthException
Code: 4
Please refer to our Error Message Reference.
Columnas_de_Mexico_logo_sm

Copyright 2018 Columnas de México ©;Todos los derechos reservados

Compartir